Nuestra Institucion

Filosofía

La Institución Educativa Gimnasio Integral Santa Ana se orienta bajo los principios de la Iglesia Católica. Pretendemos formar un ser humano que siga los principios de la dignidad que exige ser hijos de Dios.

Nuestra filosofía se funda en la “Generación del Amor”, a la construcción del ser humano nuevo, que se simiente en los principios de la valoración del ser, como ser humano digno, respetuoso, que ame su vida y valore la de los demás.

En GINSA cada uno de sus miembros es un ser humano, único que se quiere y valora lo que posee.

En GINSA, los educadores (as) aman su profesión y velan cada día por pulir la educación que traen los niños(as) de los hogares.

En GINSA las directivas conocen a sus estudiantes y saben que son seres humanos, no números, que tocaron las puertas del Colegio con el único fin de buscar o llegar a hacer hombres y mujeres de bien.

Nuestros principios se reflejan en el escudo: la Esperanza – la Fortaleza – el Brillo y la Integridad, marchemos hacia adelante como el canguro levantando la auto-estima de cada uno de sus integrantes e infundiendo en cada uno los valores que los fortalecen durante toda su vida.

La filosofía de GINSA nos llevará cada día a cultivar nuestros valores, a valorarnos como seres únicos e irrepetibles y a querernos como los seres privilegiados del Planeta Tierra.

Nuestra Institución

Modelo Pedagógico

Nuestro modelo pedagógico es ANTROPOCÉNTRICO -centrado en la comunicación- este modelo propende por una educación integral en la que las dimensiones del ser humano – antropológica, social, epistemológica, sicológica, ontológica, comunicativa, ética, moral, religiosa y cultural- no son consideradas como compartimientos estancos aislados, sino como vasos comunicantes que se integran profundamente entre sí, para contribuir al pleno desarrollo de la personalidad, la madurez humana y el compromiso cristiano de los actores que intervienen en el proceso educativo institucional.

Este Modelo pedagógico Institucional lleva a tomar conciencia de que se educa para la superación, el esfuerzo y la vida en sociedad, dentro de un ambiente de Fe, familiar gozoso y alegre, y proponer obrar allí donde se puede ser testigo de la presencia de Dios para los otros.

Para nuestro Modelo Pedagógico Institucional lo esencial no solo es trasmitir una ciencia, unos conocimientos, ni la comprensión de los fenómenos del mundo físico o de los acontecimientos históricos, lo esencial es dar respuestas concretas a las necesidades básicas de cultura y promoción humana de los miembros de la comunidad educativa, los intereses y expectativas de los estudiantes y las demandas laborales, locales, regionales y de la nación.

Nuestra Institucion

Objetivos Generales

Nuestro modelo pedagógico es ANTROPOCÉNTRICO -centrado en la comunicación- este modelo propende por una educación integral en la que las dimensiones del ser humano – antropológica, social, epistemológica, sicológica, ontológica, comunicativa, ética, moral, religiosa y cultural- no son consideradas como compartimientos estancos aislados, sino como vasos comunicantes que se integran profundamente entre sí, para contribuir al pleno desarrollo de la personalidad, la madurez humana y el compromiso cristiano de los actores que intervienen en el proceso educativo institucional.

Este Modelo pedagógico Institucional lleva a tomar conciencia de que se educa para la superación, el esfuerzo y la vida en sociedad, dentro de un ambiente de Fe, familiar gozoso y alegre, y proponer obrar allí donde se puede ser testigo de la presencia de Dios para los otros.

Para nuestro Modelo Pedagógico Institucional lo esencial no solo es trasmitir una ciencia, unos conocimientos, ni la comprensión de los fenómenos del mundo físico o de los acontecimientos históricos, lo esencial es dar respuestas concretas a las necesidades básicas de cultura y promoción humana de los miembros de la comunidad educativa, los intereses y expectativas de los estudiantes y las demandas laborales, locales, regionales y de la nación.

Nuestra Institución

Eje Transversal

Nuestro modelo pedagógico es ANTROPOCÉNTRICO -centrado en la comunicación- este modelo propende por una educación integral en la que las dimensiones del ser humano – antropológica, social, epistemológica, sicológica, ontológica, comunicativa, ética, moral, religiosa y cultural- no son consideradas como compartimientos estancos aislados, sino como vasos comunicantes que se integran profundamente entre sí, para contribuir al pleno desarrollo de la personalidad, la madurez humana y el compromiso cristiano de los actores que intervienen en el proceso educativo institucional.

Este Modelo pedagógico Institucional lleva a tomar conciencia de que se educa para la superación, el esfuerzo y la vida en sociedad, dentro de un ambiente de Fe, familiar gozoso y alegre, y proponer obrar allí donde se puede ser testigo de la presencia de Dios para los otros.

Para nuestro Modelo Pedagógico Institucional lo esencial no solo es trasmitir una ciencia, unos conocimientos, ni la comprensión de los fenómenos del mundo físico o de los acontecimientos históricos, lo esencial es dar respuestas concretas a las necesidades básicas de cultura y promoción humana de los miembros de la comunidad educativa, los intereses y expectativas de los estudiantes y las demandas laborales, locales, regionales y de la nación.

Nuestra Institución

Principios y Metas

Nuestro modelo pedagógico es ANTROPOCÉNTRICO -centrado en la comunicación- este modelo propende por una educación integral en la que las dimensiones del ser humano – antropológica, social, epistemológica, sicológica, ontológica, comunicativa, ética, moral, religiosa y cultural- no son consideradas como compartimientos estancos aislados, sino como vasos comunicantes que se integran profundamente entre sí, para contribuir al pleno desarrollo de la personalidad, la madurez humana y el compromiso cristiano de los actores que intervienen en el proceso educativo institucional.

Este Modelo pedagógico Institucional lleva a tomar conciencia de que se educa para la superación, el esfuerzo y la vida en sociedad, dentro de un ambiente de Fe, familiar gozoso y alegre, y proponer obrar allí donde se puede ser testigo de la presencia de Dios para los otros.

Para nuestro Modelo Pedagógico Institucional lo esencial no solo es trasmitir una ciencia, unos conocimientos, ni la comprensión de los fenómenos del mundo físico o de los acontecimientos históricos, lo esencial es dar respuestas concretas a las necesidades básicas de cultura y promoción humana de los miembros de la comunidad educativa, los intereses y expectativas de los estudiantes y las demandas laborales, locales, regionales y de la nación.

Nuestra Institución

Alumnos

Nuestro modelo pedagógico es ANTROPOCÉNTRICO -centrado en la comunicación- este modelo propende por una educación integral en la que las dimensiones del ser humano – antropológica, social, epistemológica, sicológica, ontológica, comunicativa, ética, moral, religiosa y cultural- no son consideradas como compartimientos estancos aislados, sino como vasos comunicantes que se integran profundamente entre sí, para contribuir al pleno desarrollo de la personalidad, la madurez humana y el compromiso cristiano de los actores que intervienen en el proceso educativo institucional.

Este Modelo pedagógico Institucional lleva a tomar conciencia de que se educa para la superación, el esfuerzo y la vida en sociedad, dentro de un ambiente de Fe, familiar gozoso y alegre, y proponer obrar allí donde se puede ser testigo de la presencia de Dios para los otros.

Para nuestro Modelo Pedagógico Institucional lo esencial no solo es trasmitir una ciencia, unos conocimientos, ni la comprensión de los fenómenos del mundo físico o de los acontecimientos históricos, lo esencial es dar respuestas concretas a las necesidades básicas de cultura y promoción humana de los miembros de la comunidad educativa, los intereses y expectativas de los estudiantes y las demandas laborales, locales, regionales y de la nación.

Nuestra Institución

Marco Teórico

Nuestro modelo pedagógico es ANTROPOCÉNTRICO -centrado en la comunicación- este modelo propende por una educación integral en la que las dimensiones del ser humano – antropológica, social, epistemológica, sicológica, ontológica, comunicativa, ética, moral, religiosa y cultural- no son consideradas como compartimientos estancos aislados, sino como vasos comunicantes que se integran profundamente entre sí, para contribuir al pleno desarrollo de la personalidad, la madurez humana y el compromiso cristiano de los actores que intervienen en el proceso educativo institucional.

Este Modelo pedagógico Institucional lleva a tomar conciencia de que se educa para la superación, el esfuerzo y la vida en sociedad, dentro de un ambiente de Fe, familiar gozoso y alegre, y proponer obrar allí donde se puede ser testigo de la presencia de Dios para los otros.

Para nuestro Modelo Pedagógico Institucional lo esencial no solo es trasmitir una ciencia, unos conocimientos, ni la comprensión de los fenómenos del mundo físico o de los acontecimientos históricos, lo esencial es dar respuestas concretas a las necesidades básicas de cultura y promoción humana de los miembros de la comunidad educativa, los intereses y expectativas de los estudiantes y las demandas laborales, locales, regionales y de la nación.

Nuestra Institución

Manual de Convivencia

Nuestro modelo pedagógico es ANTROPOCÉNTRICO -centrado en la comunicación- este modelo propende por una educación integral en la que las dimensiones del ser humano – antropológica, social, epistemológica, sicológica, ontológica, comunicativa, ética, moral, religiosa y cultural- no son consideradas como compartimientos estancos aislados, sino como vasos comunicantes que se integran profundamente entre sí, para contribuir al pleno desarrollo de la personalidad, la madurez humana y el compromiso cristiano de los actores que intervienen en el proceso educativo institucional.

Este Modelo pedagógico Institucional lleva a tomar conciencia de que se educa para la superación, el esfuerzo y la vida en sociedad, dentro de un ambiente de Fe, familiar gozoso y alegre, y proponer obrar allí donde se puede ser testigo de la presencia de Dios para los otros.

Para nuestro Modelo Pedagógico Institucional lo esencial no solo es trasmitir una ciencia, unos conocimientos, ni la comprensión de los fenómenos del mundo físico o de los acontecimientos históricos, lo esencial es dar respuestas concretas a las necesidades básicas de cultura y promoción humana de los miembros de la comunidad educativa, los intereses y expectativas de los estudiantes y las demandas laborales, locales, regionales y de la nación.

Nuestra Mision

Somos una institución de carácter privado, con naturaleza autónoma fundada para dar testimonio de la presencia de Dios, para crear una nueva cultura del verdadero hombre nuevo, brindando una formación integral a sus estudiantes, buscando con ello el desarrollo de las capacidades del ser como parte esencial de su formación, mediante la promoción de los valores éticos y cristianos. Con nuestro método pedagógico, profundizamos en el estudio de las ciencias de la educación y la experiencia de cada día. Conservar, difundir y comunicar el conocimiento científico, académico, artístico y cultural a las nuevas generaciones, formando ciudadanos comprometidos con la familia y el cambio social.

Nuestra Vision

Seremos una institución de educación formal que tiene como reto para el 2027 alcanzar el trilingüismo y buscar en nuestros educandos la nueva generación del amor, basados en las enseñanzas de la iglesia católica y la experiencia educativa del movimiento de los focolares que inspiró y orientó Chiara Lubich. Estaremos comprometidos con la cultura del “Hombre nuevo” y de la convivencia social. Promoveremos la libertad individual, los derechos humanos, la tolerancia y la construcción de una nueva sociedad más justa, equitativa, humana y acorde con los valores cristianos que inspira el evangelio.